Más de la mitad de los medios nativos digitales en México ha sufrido ciberataques

6 de cada 10 medios nativos digitales en México ha sufrido algún tipo de ciberataque, de acuerdo con el estudio Punto de inflexión. Impacto, amenazas y sustentabilidad, realizado por SembraMedia en colaboración con Omidyar Network.

Para la maestra en emprendimientos periodísticos y cofundadora de SembraMedia, Mijal Iastrebner, este grado de vulnerabilidad de los medios nativos digitales en México se debe a que el nivel de inseguridad institucional y física contra el periodismo en general se replica en el terreno de lo digital.

De acuerdo con el estudio, que se presentó durante el 6to Foro Latinoamericano de Medios Digitales y Periodismo organizado por la asociación civil mexicana Factual y la publicación digital Distintas Latitudes, en promedio la mitad de los medios digitales analizados sufrió ataques informáticos, que van desde el hackeo y robo de información de cuentas de correo electrónico y redes sociales, hasta ataques de denegación de servicio (DDoS) y campañas de difamación o descrédito a través de medios digitales.

México no es el país con la mayor cantidad de ciberataques entre las naciones incluidas en el estudio. Este lugar lo ocupa Colombia, en donde se registró que 80% de los medios nativos digitales sufrieron alguna vulneración cibernética. Del lado contrario se encuentran Argentina y Brasil, los otros dos países que figuran en la investigación, en donde sólo 24% y 32% de este tipo de medios dijeron haber sufrido un ciberataque, respectivamente.

Esta radical diferencia en cuestión de ciberataques entre México y Colombia, por una parte, y Argentina y Brasil, por otra, se explica por los tipos de ataque más frecuentes en cada país, de acuerdo con Iastrebner. En Argentina y Brasil, los medios sufren una mayor cantidad de ataques de tipo fiscal; las autoridades aprovechan su poder regulatorio para que los medios no sean capaces de desarrollar ningún tipo de actividad comercial. En el otro extremo, en México y Colombia, la violencia física e institucional es mucho más generalizada, cosa que se refleja en el entorno digital.

México es un caso especial por muchas razones. En principio, si bien entre los medios nativos digitales de Colombia hubo una mayor incidencia de ataques cibernéticos, también es cierto que el índice de autocensura de este país fue menor al de México, hubo una mayor cantidad de denuncias a partir de cualquier tipo de ataque. Mientras que 32% de los medios nativos digitales mexicanos dijeron haber ejercido la autocensura debido a una amenaza, la cifra en los medios colombianos es de 24% y en Brasil y Argentina, se reduce a 12 y 16%, respectivamente.

De nuevo, la diferencia es notoria y de acuerdo con Mijal Iastrebner se debe en buena medida a las audiencias de cada país. En Argentina, el conflicto agrario del 2008 polarizó y dispersó fuertemente a las audiencias, que se alejaron de los medios tradicionales y comenzaron a consumir cada vez más los contenidos de los medios alternativos. Algo similar ocurrió en Brasil con los escándalos de corrupción del último lustro.

Esta masificación de los medios nativos digitales les ha otorgado cierta presencia en la discusión pública de sus respectivos países, por tanto son cada vez más conocidos y seguidos por sus audiencias, lo que los protege en cierta medida de muchas de las vulneraciones que podrían recibir. “En Argentina, el nivel de conciencia entre las audiencias sobre las figuras políticas del país impide que las autoridades puedan censurar contenidos por el nivel de viralización que alcanzaría este tipo de acción. Que la audiencia esté consciente sobre la realización de ataques en contra de los medios alternativos los protege en cierta medida de ciberataques”, dijo Mijal Iastrebner.

Punto de inflexión. Impacto, amenazas y sustentabilidad analiza las características de 100 medios nativos digitales en cuatro países de América Latina: México, Colombia, Brasil y Argentina. Para realizarlo, sus autoras, Mijal Iastrebner y Janine Warner, junto con siete investigadores, realizaron entrevistas con directores y editores de 25 medios de cada una de estas cuatro naciones.

Para el caso de México, entre los medios nativos digitales seleccionados se encuentran Animal Político, Aristegui Noticias, Pie de Página y Cultura Colectiva; por parte de Colombia figuran La Silla Vacía, Connectas y Minuto30.com; por Argentina está Taringa, Caja Roja y Posta y a Brasil lo representan, Agencia Pública, Jota y Fluxo, entre otros.

 

El Economista 

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*