Nicole Kidman: “No tengo miedo a fracasar”

El Festival internacional de cine de Los Cabos (Baja California sur) quiso dar la sorpresa con la presencia a última hora de Nicole Kidman y lo consiguió, pero no fue agradable. La diva australiana se presentó ante los medios de comunicación casi con dos horas de retraso para protagonizar una rueda de prensa organizada a mayor gloria de Televisa y con preguntas pactadas. Naturalmente, nada sobre las denuncias de acoso sexual que sacuden Hollywood estos días ni ningún otro asunto que pudiera resultar ligeramente polémico.

A la actriz le hicieron desempeñar uno de los peores papeles de su larga carrera. El maestro de ceremonias de Televisa tomó el papel de portavoz de los casi 150 periodistas mexicanos y extranjeros presentes —”Voy a hacer las preguntas que a todos os gustaría hacer”— y convirtió la conferencia de prensa en un producto enlatado, previsible y sin sorpresas. Kidman, con vestido blanco y largo con estampados negros y amarillos y su característica melena rubia, desgranó sonriente los inicios de su carrera: “Siempre quise ser actriz, desde los tres años”, que “le gustan las películas pequeñas, independientes, de vanguardia”, que Stanley Kubrick es uno de sus directores favoritos, que era su primera vez en México y que le encantaba Baja California.

Pese a todo, la protagonista de Eyes wide shut o Moulin rouge dejó algunas ideas de interés. “Para mí los cineastas son como filósofos. Me interesan los papeles y los directores que me permitan explorar, hacer cosas que no he hecho. Me gusta saltar al vacío, estoy dispuesta a fracasar”.

En este sentido, de asumir riesgos y de ir contracorriente, Kidman que reveló que su próxima película será con la directora Karyn Kusama, apostó por una mayor presencia de las mujeres en la industria del cine, siendo ella misma productora de la exitosa serie de HBO Big Little Lies. La intérprete considera que las nuevas plataformas de difusión de contenidos audiovisuales en Internet son una oportunidad para la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Preguntada sobre la competencia entre cine y series de televisión y su admisión o no en los grandes festivales internacionales, se mostró equidistante: “Es una maravilla tener todo en una pequeña pantalla, pero si el cine no existiera sería devastador”. Dicho esto, la diva con una levedad fantasmal, sonrió, se irguió y se fue.

 

El País

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*