“¿Comieron bien? 50 millones de mexicanos no”, increpa ciudadano a “El Jefe” Diego y a Deschamps

Un ciudadano increpó ‏en un restaurante a Diego Fernández de Cevallos, ex candidato presidencial por el Partido Acción Nacional (PAN) y ahora promotor del Frente Ciudadano por México (FCM), y al Senador Carlos Romero Dechamps. Los dos comieron junto con Carlos Lozano de la Torre, ex Gobernador de Aguascalientes, y Mariano González Zarur, ex mandatario de Tlaxcala, están en la misma mesa.

Fernández de Cevallos, un polémico abogado, es conocido también como “El Jefe” Diego. Los dos gobernadores son del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Romero Deschamps, líder del sindicato de trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) y miembro del PRI, es uno de los hombres más señalados de corrupción en México y a menudo se le pone como el ejemplo de la descomposición del sistema político mexicano.

En 2000, Romero Deschamps fue acusado y hallado culpable por el desvío de mil millones de pesos del sindicato que dirige para la campaña de otro priista, Francisco Labastida Ochoa, el primer candidato del PRI que pierde una elección presidencial.

Pero el entonces Presidente Vicente Fox Quesada no hizo nada. Romero y Labastida quedaron libres de toda culpa.

En el video difundido por el ciudadano se escucha cómo Fernández de Cevallos es increpado.

–¿Comieron bien, señores? –dice el ciudadano.

–Muy bien, muy bien –responde Diego Fernández.

–Cincuenta millones de mexicanos no, fíjese –agrega el ciudadano.
De acuerdo con INEGI y Coneval, 53 millones de mexicanos viven en pobreza en México.

–Así es esto –responde el panista.
Fernández de Cevallos le pregunta a cuál de los 50 millones de mexicanos pertenece, “a los de acá o a los de allá”.

–Yo trabajo, fíjese –le revira el ciudadano–. No he robado al país, gracias a Dios, ¿eh? Que lástima me da. Pero qué bueno. Bonita vida. A ver el karma cómo le va. Muy bien con el señor Deschamps, usted.

“Buen provecho”, agrega el ciudadano. Y l final, lo despide con un: “ojalá no se indigeste”.

SinEmbargo