La Cámara de Diputados solicitará a Netflix, Blim y Claro video que incluyan 30% de producciones mexicanas

“Pretendemos que, en el caso del cine, plataformas como Blim, Claro video y Netflix establezcan un mínimo de 30 por ciento de producciones nacionales.
Esto produce mucha riqueza. Plataformas como Netflix valen como 80 mil millones de dólares, y me pregunto cuánto de ese dinero se queda en México, y por lo que veo es prácticamente nada”, dijo Santiago González Soto, legislador del Partido del Trabajo (PT) por Nuevo León.

Santiago González Soto, legislador del Partido del Trabajo (PT) por Nuevo León, aseguró que en la actualidad se desconoce cuál es el porcentaje de películas y series creadas en México que están añadidas en los catálogos de las plataformas digitales de retransmisión, de acuerdo con la revista Proceso.

“Pretendemos que, en el caso del cine, plataformas como Blim, Claro video y Netflix establezcan un mínimo de 30 por ciento de producciones nacionales. Esto produce mucha riqueza. Plataformas como Netflix valen como 80 mil millones de dólares, y me pregunto cuánto de ese dinero se queda en México, y por lo que veo es prácticamente nada”, señaló.

La Unión Europea se mueve para poner coto al éxito de las plataformas de pago en Europa, y para regular su contribución a las producciones en el continente aunque sus empresas matrices estén asentadas en Estados Unidos.

Una nueva ley que se votará en diciembre obligará a Netflix, Amazon y HBO a tener el 30 por ciento de su catálogo compuesto por producciones europeas. Así lo ha avanzado Roberto Viola, responsable del departamento de la Comisión Europea, en unas declaraciones en el Festival de Venecia.

A propósito de esa ley, González Soto dijo: “Ellos también se vieron invadidos igual que nosotros, pero allá el Parlamento Europeo emitió un comunicado para protegerse y pedirle a los países de ese continente que cada nación proteja sus producciones y exigir a las plataformas como Netflix que también le dediquen el 30 por ciento de la producción nacional”.

Tras aprobarse esa nueva ley, la UE dará a los países miembros 20 meses para que apliquen su cumplimiento, y dejará en sus manos que cada uno de ellos decida si elevan de forma individual esta cuota hasta el 40 por ciento.

Además, cada país tendrá también la posibilidad de añadir otra cuota para obligar a las plataformas a que destinen un porcentaje a la producción nacional dentro de sus propias fronteras, incluso un suplemento en los costes de producción de estas series y películas, como el que Netflix ya ha pagado en Alemania.

Netflix anuncia fecha de estreno para Élite, la nueva serie española de la plataforma
La finalidad de esta nueva ley es obligar a las diferentes plataformas a aumentar su inversión en Europa y a dar más visibilidad a las producciones locales y continentales. De hecho, no tienen por qué producir todos los productos, sino que también pueden comprarlo para emitirlo o encargar su producción a alguna productora local.

Esta última fórmula es por ejemplo la que Netflix realiza con Las chicas del cable (Bambú Producciones) o con Élite (Zeta Producciones), empresas españolas a las que encarga ambas ficciones. De hecho, la estrategia de la plataforma hace que ya tenga muy avanzado el cumplir con esa cuota que será impuesta desde diciembre, mientras que Amazon y HBO aún no se han lanzado tanto a la producción local.

Sin Embargo