México, el país con mayor desigualdad territorial de Latinoamérica

Un informe del Rimisp revela que de entre siete países analizados México tiene el mayor índice de desigualdad.

De acuerdo con el informe latinoamericano de Pobreza y Desigualdad 2017 del Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, México presenta el mayor rezago en resultados para acortar la desigualdad entre sus regiones, esto con base en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), acuerdos con los que el país se comprometió frente a las Naciones Unidas como parte de la Agenda 2030.

El infome Índice de Equidad Territorial (IET), presentado en el Senado de la República, revela –entre otras cosas– que la tasa de desempleo y de deserción escolar entre jóvenes aumentó de 25% a 33.6% en un 98% de los municipios de México, siendo Oaxaca el que mayor preocupación provoca.

Marcelo Dejara, economista del Centro de Estudios Espinosa Yglesias y quien presentó el análisis, explicó que este es un fenómeno general en México a causa de las condiciones del mercado y a la calidad laboral. En el IET el umbral es de 0.8 y nuestro país lo rebasa en un 0.13.

En esta década, dijo Cristian Leyton, investigador y coordinador de este estudio, todavía hay brechas territoriales que resultan inaceptables. De 2010 a 2015, la desigualdad en los municipios creció de 0.37 a 0.45, y de los que más destacan son Santa Magdalena Jicotlán (Oaxaca), San Juan Achiutla (Oaxaca) y Plateado de Joaquín Amaro (Zacatecas).

El documento enfoca la pobreza y la desigualdad desde una perspectiva que impacta con especial fuerza a los sectores rurales: la desigualdad territorial.
Los ODS fijan los medidores con base en la seguridad alimentaria, el fin a la pobreza, el acceso al agua, la vida sana, la educación incluyente, la igualdad de género, el crecimiento económico inclusivo y los métodos sustentables.

Alberto Serdán, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, señala que utilizar estos medidores puede representar una limitante al no tomar en cuenta la violencia, la falta de movilidad social y el clientelismo político. Además de que someterse a la Agenda 2030 puede evitar las aportaciones de la sociedad civil sin que se puedan fijar metas prioritarias. Como el acceso al agua, en el que el medidor es el número de grifos, aunque de estos no salga agua.

Este informe pone especial énfasis en que de 2000 a 2012 se acrecentó la brecha laboral entre hombres y mujeres y la tasa de participación laboral no pudo superar el 5% en 21 municipios, de los cuales la mayoría está en Oaxaca y Chiapas. De 2 mil 456 municipios en el país, la mujer nada más tiene mayor participación en 3 municipios.

 

 

The Huffington Post / Aldo Mejía

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*